Si modificas tu vehículo, modifica tu seguro (seguros para tuning)

La cuestión es sencilla: si tienes un coche y te gastas un dineral en tunearlo con accesorios especiales, ¿te vale para asegurarlo una póliza normal y corriente? Pues ojo, porque la respuesta, habitualmente, es: no.

El seguro es ponerle el precio a un riesgo. El riesgo se compone de la probabilidad (de que te des un piñazo, en este caso) y del capital asegurado, esto es, el valor que el contrato de seguro está protegiendo. Exactamente igual que proteger un coche de alta gama es más caro que proteger un coche utilitario (el primero tiene más valor), cuando lo que se protege es un coche tuneado el valor de lo protegido es superior, luego la prima también debe serlo.

Si a eso le unes que hay coches tuneados que modifican sus condiciones para ser más veloces, entonces tienes que, además, el tuneo puede haber modificado no sólo el valor, sino también la probabilidad (si vas más deprisa, el riesgo es mayor). Además, has de tener cuenta que, con carácter general, si un coche queda muy bien tuneado, la probabilidad de robo se incrementa.

Si un coche queda muy bien tuneado, la probabilidad de robo se incrementa

Si no declaras a tu asegurador los componentes especiales que lleva tu coche y cualquier otro que ese modelo no lleva habitualmente, te puedes encontrar en una situación de infraseguro en la que el asegurador, si tienes un siniestro, se niegue a pagarte esos componentes. Como todo en la vida tiene solución, tú tienes dos: o declarar los componentes en la póliza, en cuyo caso ya nadie podrá decir que su protección no está incluida en la prima; o buscar seguros especiales para coches tuneados. Que los hay.

Otro aspecto que debes de tener en cuenta, aunque no sólo para el seguro, es que las cosas que le pongas a tu vehículo Transformer deben de estar homologadas, o sea legalizadas. Ojo con poner complementos que no lo estén, porque no sólo tu asegurador te puede poner problemas si se dañan, sino que puedes tener problemas con las autoridades, que es bastante más serio.

Modificar o tunear vehículos es una afición muy respetable y gratificante. Además, nada hay más lógico que proteger la inversión que has hecho; inversión que en ocasiones puede llegar a ser muy cuantiosa.

El seguro está ahí para ayudarte, y eso incluye que declares adecuadamente los equipamientos

Un golpe de chapa que para otros es un problema, para ti es un problemón. El seguro está ahí para ayudarte, y eso incluye que declares adecuadamente los equipamientos. El precio, normalmente, te saldrá más caro. Pero si algún día tienes un percance, averiguarás su valor real.