El seguro por días es una realidad pero… ¿y los seguros por minutos?

Existe el seguro por días, pero… ¿existen los seguros por minutos? ¿Por qué no? El objetivo fundamental del seguro es proteger a medio y, sobre todo, a largo plazo. Al fin y al cabo la mayoría de los riesgos a los que estamos expuestos están ahí durante mucho tiempo, incluso durante toda nuestra vida. En los seguros de ahorro por ejemplo, muchas veces nos vinculamos al seguro durante años e incluso décadas. Pero en el día a día nos enfrentamos también a riesgos temporales y las aseguradoras hacen productos a medida para ello. Tan a medida como sea necesario.

¿Quiere eso decir que el seguro en periodos más cortos no existe? Pues no. La verdad sea dicha, cada día, en cualquier mercado asegurador maduro y el español lo es, se contratan muchos seguros con periodos de vigencia menores al año, que es el periodo que mucha gente cree que es el menor período permitido.

¿Qué seguros hay por minutos?

Los más claros son los viajes y los eventos. El seguro de asistencia en viaje, por definición, te cubre cuando estás haciendo un desplazamiento. A menos que seas un Phileas Fogg de la vida y tu previsión sea la de estar meses o años de viaje, lo lógico es que tu periplo dure unos días o semanas, que es el tiempo durante el cual estás cubierto por el seguro. Asimismo, si eres un profesional muy bueno de lo tuyo y acudes a un congreso mundial, o si eres un deportista de elite y te apuntas a una competición, es más que probable que los organizadores contraten o tengan que contratar diversas coberturas de seguro por días que, obviamente, operarán durante el tiempo que dure el evento.

Es cierto, pues, que existen seguros por días, y que nada impide que puedan existir seguros por minutos, y hasta por segundos. Pero eso no quiere decir que todos los seguros que se pagan en periodos cortos sean de este tipo.

En efecto: hay muchas personas que creen que tienen seguros trimestrales, o mensuales, porque los pagan cada tres meses, o cada mes. Esto ocurre mucho en seguros muy comunes como los de coche, o de salud. Pero no suele ser así. En la mayoría de estos casos, no estamos hablando de un seguro por días, sino de un seguro de carácter anual; lo que pasa es que las entidades aseguradoras, buscando la comodidad del cliente, han instrumentado sistemas por los cuales el precio de seguro se paga en periodos (y cantidades) más pequeños. La cobertura que otorga la aseguradora dura un año, aunque los pagos se produzcan de forma mensual.

La cobertura que otorga la aseguradora dura un año, aunque los pagos se produzcan de forma mensual

En el mundo futuro, cada vez más digitalizado y tecnificado, es posible imaginar transacciones económicas u otro tipo de sucesos que se producirán en segundos o minutos. Es probable, por ello, que el seguro limitado, muy limitado incluso, en el tiempo, se vaya haciendo cada vez más común y necesario. Pero, con seguridad, existirá oferta para ello; porque lo importante, a efectos de seguro, es que exista el riesgo; no durante cuánto tiempo.