¿Cómo se asegura un food truck?

¿Alguna vez has visto o has consumido en un food truck? Cada vez van siendo más visibles en un país como España, pero hay otros donde ya forman parte del paisaje urbano. Pequeñas camionetas o furgonetas convertidas en restaurantes ambulantes. Son vehículo y restaurante a la vez, por lo tanto, ¿debe asegurarse un food truck?

La respuesta es la de casi siempre: sí, por supuesto. Allí donde hay una actividad económica hay riesgos, y allí donde hay riesgos existe la posibilidad cuando menos teórica, las más de las veces práctica, de que exista un seguro.

Los food trucsks ofrecen algo de picar y tienen la ventaja de su movilidad, que les permite ir allí donde están los posibles consumidores. Por ello los hemos cogido como ejemplo, porque, si te paras a pensarlo, es un negocio que va repleto de seguros.

Para empezar: un food truck es un truck. Esto quiere decir que es un vehículo, con sus cuatro ruedas, su motor de combustión o eléctrico, y tal. Todo lo que se mueve a motor en los países desarrollados tiene que tener un seguro; por ahí tendría que empezar el dueño. Este vehículo, sin embargo, es un vehículo especial, porque también es un negocio. Un negocio con fogones, neveras, etc. Aparatos que pueden estropearse, pueden arder, pueden inundarse. Para ese tipo de cosas se han inventado los multirriesgos patrimoniales, que cubren la integridad de todo ese capital invertido, además de la responsabilidad civil por daños que se puedan causar a terceros.

Seguros para food trucks

Los camareros del food truck, también tiene seguro

El dueño del food truck podría tener en cuenta, también, que dentro del vehículo va una persona llamada camarero; que puede ser, incluso, un trabajador por cuenta ajena. Mientras el vehículo está en movimiento, yendo de un sitio a otro, cualquier daño que sufra ese pasajero estará cubierto por el seguro del automóvil; pero ya no está tan claro cuando el camión está parado y sirviendo perritos calientes. Además, percances como que el camarero se queme con la plancha obviamente no los va a cubrir el seguro del vehículo como tal. Independientemente de los pagos a los que por ley tenga derecho ese trabajador, el empresario siempre puede tratar de mejorar esa cobertura mediante seguros.

Si además el food truck sirve comida, que es lo más normal, puede pasar que acabe sirviendo alguna en mal estado que genere molestias o daños a los clientes, por lo que podría ser reclamado. Es posible que la responsabilidad civil del multirriesgo no cubra estos casos; no estaría de más mirar la posibilidad de eso que solemos llamar un seguro de RC de producto.

Y, ya puestos, un empresario inteligente no olvidaría comprobar que su póliza multirriesgo, u otra específica, le cubra bien los supuestos de pérdida de beneficios. Un food truck generará ingresos si se puede mover; así pues, si por cualquier circunstancia se queda clavado, será difícil sacarle rentabilidad.

Seguros para food truck

Un food truck, por lo tanto, se parece bastante a otros supuestos que ya te hemos contado, como el de una simple botella de aceite de oliva: aunque tú, cuando los consumas, no seas consciente de ello, en realidad la industria del seguro ha hecho muchas cosas para garantizar que puedas hacerlo.

Y es que toda oportunidad empresarial conlleva un riesgo, pero los empresarios no lo asumen en solitario sino que cuentan con aseguradoras que les cubren las espaldas. Echa un ojo a esta infografía y lo verás.