En 2016 hubo 327 catástrofes en el mundo - Blog

En 2016 hubo 327 catástrofes en el mundo

La prestigiosa firma reaseguradora internacional SwissRe ha hecho recientemente público su tradicional informe anual sobre catástrofes en el mundo. Supone, por lo tanto, uno de los primeros balances sobre la forma en que los eventos catastróficos nos han afectado.

Según estas estimaciones, en el año 2016 las catástrofes, tanto naturales como causadas por el hombre, han causado 11.000 muertes o desapariciones; o, lo que es lo mismo, en el 2016 los muertos por catástrofes se produjeron a un ritmo de 30 diarios.

Asia es la principal zona donde se han producido estas víctimas. Uno de cada dos muertos o desaparecidos por catástrofes vivía allí. A continuación se situó África, con 1.700 víctimas, y Europa, con 1.500.

Uno de cada dos muertos o desaparecidos por catástrofes en 2016 vivía en Asia

Se han contabilizado 327 eventos catastróficos en el mundo en el 2016, de los cuales el 58% fueron naturales y el 42% causados por el hombre. Además de las 11.000 víctimas, estos eventos causaron 163.000 millones de euros de pérdidas, de los cuales 54.000 millones estaban asegurados. De ello se deduce que en torno a 111.000 millones de euros, o si lo prefieres el sueldo de todo el año de 4,3 millones de trabajadores en España, se perdieron para siempre por no tener protección de seguro. De hecho, la comparación entre pérdidas totales y pérdidas aseguradas demuestra claramente cómo hay partes del mundo que, gracias al seguro, son menos vulnerables que otras a las consecuencias de las catástrofes.

Víctimas de catástrofes en 2016

Entre las catástrofes naturales con más víctimas se situaron el paso del huracán Matthew por Haití y el terremoto que se produjo en Ecuador. Las catástrofes causadas por el hombre se llevaron unas 4.000 vidas; entre estos sucesos destaca el hundimiento de una embarcación con inmigrantes frente a las cosas de Creta que provocó 358 muertos. Al menos 1.600 personas fallecieron en todo el año en desastres marítimos.

Con ser estos datos inquietantes, en realidad el 2016 no ha sido un año especialmente catastrófico. 2015, por ejemplo, y fundamentalmente a causa del terremoto del Nepal, registró un mayor número de víctimas.

Cada vez que se conocen las cifras sobre catástrofes, no está de más recordar que España y el seguro español cuentan, en este sentido, con un sistema específico y muy particular que ha despertado la curiosidad en muchos países del mundo. Gracias a este sistema, las consecuencias de las catástrofes en España son asumidas por la colectividad de asegurados, haciendo que la protección frente a estos riesgos poco frecuentes pero de extremada gravedad sea más fácil y más eficiente.