4 cosas que no sabías sobre el aseguramiento del vino

Tito Livio, que era un señor tan culto que escribía en latín de corrido, escribió una vez: beati hispanii, quod vivere est bibere. O, dicho de otra forma, felices los hispanos, para los cuales vivir es beber. Créeme que no se refería al agua de Lozoya, aunque bien rica que está. Se refería al vino, porque los españoles, la verdad, llevamos pisando uva desde que Viriato iba a preescolar. Es por eso que sabemos bien que ahora, con el verano, comienza la etapa grande de las cosechas, unas cosechas que dentro de unos meses alegrarán no solo nuestras mesas sino nuestra economía, porque el vino español pasea con éxito la Marca España por el mundo entero.

Nos gusta hablar del vino, por supuesto. Pero, claro, aquí ya esperarás que arrimemos el ascua a nuestra copa y te recordemos que poca cosa sería este zumo ideal sin el seguro, porque es el seguro el que le otorga a esta industria la estabilidad que necesita para progresar.

Por eso, hoy queremos contarte algunas cosas sobre el seguro de viñedos.

¿Qué aseguran los viticultores?

Ya te hemos contado varias veces que el seguro es un producto que indemniza por una pérdida patrimonial. Las pérdidas, para un viticultor, se pueden producir, fundamentalmente, por causas climáticas, notablemente las heladas y el pedrisco. Por ello, este tipo de adversidades son las que están en el centro del aseguramiento, tanto para el caso la pérdida de la cosecha como para aquéllos en los que el suceso del clima genera una pérdida de calidad de la uva. El aseguramiento, asimismo, cubre también otros gastos como los causados por la muerte de la cepa y otros riesgos como el incendio.

¿Cuánta producción está asegurada?

Hablando de la península y Baleares, en esta añada que está en curso se han asegurado tres millones de toneladas de producción. Haciendo uso de una relación normalmente aceptada: un kilo de uva por botella de vino, esto vendría a querer decir que se aseguran unos tres millones de botellas. Unos 250 kilómetros de botellas, si las pones una detrás de la otra.

¿Cuánta superficie está asegurada?

En España este año se han asegurado tres millones de toneladas de producción

En esta campaña, y en la península y Baleares, el total asegurado es de algo más de 360.000 hectáreas, lo cual viene a ser unos 3.600 kilómetros cuadrados. Todos estos terrenos, juntos, suman casi el doble que toda la provincia más pequeña de España, que es Guipúzcoa.

En 2017 los seguros pagaron, a través de Agroseguro, 78 millones de euros a la agricultura

¿Cuántos daños se indemnizan?

Bueno, eso depende del año, porque los hay buenos y malos. Los costes pagados por las aseguradoras a través de Agroseguro varían según el capricho de nubes y vientos, pero te podemos decir que en la última campaña no fueron ninguna broma: 78 millones de euros.

En cada botella de vino que descorchas o copa que te bebes en un restaurante o cafetería está la labor de mucha gente que se pasa el año entero cuidando viñas y establecimientos de producción, investigando e invirtiendo para que tu experiencia como consumidor sea la mejor del mundo. Pero algunas veces, bastantes más de las que te imaginas, que ese fino llegue hasta ti, con la calidad que tiene y el precio que te cobra, es también mérito de esa oculta producción que supone el seguro agrario.