Los funcionarios prefieren seguro privado - Blog | Estamos Seguros

9 de cada 10 funcionarios eligen el seguro privado para el cuidado de su salud

¿Sabías que los funcionarios tienen un sistema especial para cuidar de su salud? Sí. Así, es. Los trabajadores del Estado tienen un esquema mediante el cual pueden elegir para el cuidado de su salud, y la de sus familiares, entre la sanidad estatal o la cobertura privada a través de las mutualidades correspondientes.

Cada colectivo del Estado tiene su propia mutualidad:

Del conjunto de estos tres colectivos, 9 de cada 10 funcionarios eligen el esquema privado para el cuidado de su salud.

El sistema de mutualidades asegura a 1,9 trabajadores públicos y las prestaciones del seguro a este colectivo es una parte importante de las prestaciones. De los 5.600 millones de euros que el seguro salud dedica a todas las asistencias sanitarias, en torno a 1.500 millones de euros se destinan a la atención de ese colectivo y/o familiares.

Otra de las características que tienen los empleados estatales a quienes el seguro privado les da cobertura es que a les atienden en enfermedades graves. En torno a 40.000 funcionarios asegurados tienen enfermedades de alta morbilidad[1]. Es decir, en torno a 1 de cada 5 de los que eligen el seguro privado para el cuidado de su salud tiene una enfermedad considerada grave.

 

Para el seguro de salud, las mutualidades de funcionarios son importantes porque son el único esquema que existe en el cual el usuario puede escoger entre el sistema público o el seguro privado; en el resto de los casos, cuando alguien escoge tener un seguro privado de salud, de todas formas sigue financiando la sanidad pública a través de sus impuestos y, por lo tanto, tiene el derecho a usarla. Por estas razones, el sistema aparece como un importante control de calidad o prueba de en qué medida las prestaciones del seguro privado generan satisfacción. El dato de que casi 9 de cada 10 elijan el seguro, en tal sentido, parece demostrar que el seguro privado consigue mucho más que un aprobado.

El dato de que casi 9 de cada 10 elijan el seguro, en tal sentido, parece demostrar que el seguro privado consigue mucho más que un aprobado.

Ahora ya sabes que los funcionarios que tienen mutualidades eligen el seguro de salud para sus chequeos y que además, muchos tienen enfermedades graves y son atendidos por su seguro de por vida. Un sistema que funciona.

[1] Se considera un asegurado de elevada morbilidad aquél que causa a su seguro de salud un gasto en el conjunto del año igual o superior a 6.000 euros.

9 de cada 10 funcionarios eligen el seguro privado para el cuidado de su salud