Daños por agua causados por la lluvia - Blog | Estamos Seguros

Daños por agua: ¿Existe un seguro contra la lluvia?

El genial escritor español Enrique Jardiel Poncela decía que el agua sólo es peligrosa cuando se presenta en grandes masas llamadas océanos. Tenía razón. El agua es vida pero, a veces, se ponga Jardiel como se ponga, puede ser un engorro. Dado que el seguro, al fin y al cabo, no es sino el contrato que te libra de los engorros, ¿podemos asegurarnos, también, contra los daños por agua de lluvia?

Pues la verdad es que sí. Para empezar, cuando la lluvia se presenta en su versión intensa, exagerada y radical, a través de tormentas y otros sucesos meteorológicos provocando daños por agua, normalmente por inundación, ahí está el seguro para pagar. Como lo estuvo en el verano de 1983 cuando llovió como nunca en el País Vasco (lo que se conoció como «la gota fría»). El siniestro, de largo, más caro para el seguro en toda su Historia, el huracán Katrina, provocó fortísimas lluvias. Su coste se estima en 80.700 millones de dólares. Para imaginarte de qué cantidad de pasta estamos hablando, imagínate que en unos pocos meses hubiera que reparar en un taller todos los vehículos del parque español, y luego otra vez, y luego otra.

En el mundo económico hay muchas empresas que dependen de una forma o de otra del clima para obtener más o menos beneficios. Un ejemplo muy claro son las empresas alimentarias. En muchos casos, primero plantan lo que luego procesan y empaquetan; y mientras está el fruto plantado, las cosas se pueden torcer. Para este tipo de empresas hay un interés claro en buscar protecciones contra los daños por agua derivados de la lluvia, y otros fenómenos atmosféricos.

Por supuesto, otros clientes de seguro que se protegen ante la lluvia, sobre todo ante la eventualidad de que no se presente, son los agricultores. Como ya te hemos contado, de hecho el año 2017 fue un año especialmente identificado por la ausencia de lluvias, sus consecuencias económicas y los consiguientes pagos realizados por las aseguradoras.

La agricultura es una de las industrias que más se asegura ante fenómenos atmosféricos

Provenga el posible daño por agua para el cliente de que la lluvia se presente o no se presente, de que lo haga a lo bestia o en dosis demasiado pequeñas, todos éstos son sucesos que se pueden asegurar, puesto que son eventuales (no es seguro que vaya a llover, ni que no lo vaya a hacer) y susceptibles de provocarle pérdidas al asegurado. Así pues, si este año la lluvia vuelve a caer sobre la Feria de Abril, que el ritmo no pare, las casetas se ocupan del baile y las aseguradoras de los desperfectos que el agua pueda dejar.