¿De qué imprevistos se protegen las mujeres? - Blog

¿De qué imprevistos se protegen las mujeres?

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, es lógico que cada actividad vuelva los ojos hacia la realidad de las mujeres en ella. El seguro no es una excepción, y es por ello que aquí te vamos a brindar algunos flashes sobre la mujer y el seguro.

En primer lugar, hay que decir que la mujer está muy presente en la fuerza laboral aseguradora. Según la Encuesta de Población Activa, en el sector asegurador trabajan más mujeres que hombres. Y no sólo eso: es que, en los últimos treinta años, el ritmo de crecimiento del empleo femenino en el sector asegurador ha sido el triple que en la economía en su conjunto.

Otro tema interesante es que la mujer, cuando está sola (o sólo acompañada por su(s) hijo(s), modifica un poco. En términos generales, el seguro más común en los hogares es el del automóvil; pero eso no es así en los hogares ocupados por mujeres. En este caso, la posesión del vehículo parece ser menos frecuente, y se aprecia una mayor querencia de la mujer por el seguro de la vivienda. Se aprecia también una especial suscripción de seguro de decesos, debida sobre todo a los hogares donde viven mujeres de edad solas o con sus hijos.

Además, hay otros seguros, como el de salud, que tienen mucha demanda entre el público femenino. Las atenciones ginecológicas son fundamentales para la mujer. Las que optan por tener hijos deciden sacarle todo el partido posible a este seguro, que les acompaña durante los nueve meses de embarazo. Desde las primeras ecografías al parto. Pero el seguro de salud también interesa por otras prestaciones, como los chequeos periódicos. No es, pues, un servicio que interesa sólo a las que quieren ser madres.

Las mujeres son todavía sólo el 26% de los conductores habituales que hay en España

La densidad relativamente baja de aseguramiento del automóvil en los hogares donde la mujer es la única persona de referencia no ha de extrañar; las cifras también señalan que a la mujer todavía le queda un trecho con recorrer para alcanzar el papel que tiene en la población, también entre la población cotidianamente conductora. Las mujeres son todavía sólo el 26% de los conductores habituales que hay en España. El porcentaje es más alto, prácticamente el 30%, entre los vehículos más comunes, como son los turismos; pero es todavía bajo en las motos (el 7% de los conductores son conductoras) y, sobre todo, en los vehículos pesados: la mujeres son el 2,2% de los conductores de autobuses, el 4,3% de los camioneros, o el 2% de los conductores de vehículos industriales.

Aseguramiento mujeres

En otro ámbito como es la previsión personal, sin embargo, las cosas son distintas. Las mujeres son ya el 41% de los compradores de seguro de vida, lo cual demuestra su creciente preocupación por conservar su patrimonio, bien a su propio favor o el de sus relativos. Se da la circunstancia, de hecho, que este porcentaje, que es bastante estable en el tiempo, incluso se incrementó de forma perceptible durante los años de la pasada crisis económica; lo cual sugiere que la mujer, en tiempos comprometidos, no por ello deja de pensar en su futuro.