El número de conductoras aseguradas en España supera los 8 millones

El número de conductoras aseguradas en España supera los 8 millones

La paridad llega cada día a más espacios sociales, ¿es la carretera uno de ellos? Lo hemos analizado a través de las estadísticas del seguro de automóvil y podemos avanzar que no, la igualdad, cuando menos en números globales, todavía no ha llegado a la conducción. Estos son los datos:

La mujer, siendo el 51% de la población, representa solo el 26% de las aseguradas como conductoras habituales.

Cabe matizar que puede haber mujeres que conduzcan pero que no tengan el seguro a su nombre, sino que estén autorizadas como segundas conductoras. También puede darse el caso de que no consten en ningún contrato de seguro ya que solo utilizan de forma esporádica el vehículo de un familiar o de alguna empresa de alquiler. En este análisis, sin embargo, nos centramos únicamente en aquellas que conducen de manera regular y, por lo tanto, constan como conductoras habituales en el seguro.

¿Cuáles son las razones de esta situación?

En primer lugar, los datos sugieren que, en los extremos de la clasificación de edad, la mujer o no tiene, o está perdiendo el peso que le correspondería en la conducción. Es decir, existe un déficit importante de presencia femenina al volante especialmente entre las más jóvenes y entre las más mayores. En el año 2008, por ejemplo, se estimaban unas 375.000 conductoras habituales entre 18 y 25 años; hoy, esa cifra se estima en unas 150.000; lo que indica que en este tramo de edad las mujeres han pasado de representar el 17% del total de conductores, a solo el 8%. Todo parece indicar, pues, que la mujer joven está, como poco, retrasando el momento en que se convierte en conductora habitual.

El otro factor ligado a la edad es que, puesto que la incorporación de la mujer a la conducción es un fenómeno relativamente reciente, en el otro extremo de la curva de edad su participación es pequeña. Las mujeres, que como te hemos dicho son el 26% de los conductores habituales totales, son el 16% de los conductores habituales de más de 65 años. Un porcentaje bajo que es, como te decíamos, consecuencia de unos tiempos en los que la mujer no solía conducir, ni siquiera sacarse el carné.

La otra gran razón de la infrarrepresentación de la mujer en los contratos de seguro es su baja presencia en la conducción de vehículos pesados y motos. Las conductoras de autobús son el 3% de los conductores totales; y las camioneras son el 3,5% de todos los camioneros habituales.

Asimismo, mientras que entre los escúteres las mujeres tienen una presencia del 20%, entre las motos todavía es muy baja: del 8%.

El tramo de edad en el que actualmente está más difundida la conducción habitual es el tramo entre 46 y 50 años. Las mujeres nacidas entre 1970 y 1974 que conducen habitualmente son el 64% de la población total de mujeres de esa edad. Porcentajes muy parecidos se aprecian en el tramo anterior (41 a 45) y posterior (51 a 55).

Tenerife, la provincia con más conductoras

La provincia en la que la mujer tiene un mayor peso sobre el total de conductores habituales (una de cada tres) es Tenerife, seguida de Las Palmas y de las Baleares. Los territorios insulares, pues, son aquéllos donde la mujer coge el coche más habitualmente. ¿Los que menos? Pues Cuenca, Jaén y Zamora.

Se trata, en todo caso, de una realidad muy rápidamente cambiante. Si vuelves por aquí en un par de años, lo mismo te contamos ya una historia diferente.