Los datos del coche eléctrico en España | Blog - Estamos Seguros

Los datos del coche eléctrico en España

El runrún del motor de combustión le ha salido un competidor silencioso. Que el vehículo eléctrico, en sus distintas presentaciones (puro, híbrido, enchufable…) reclama su lugar en la movilidad, sobre todo en la movilidad urbana, es algo fuera de toda duda. La proclividad de las personas que necesitan adquirir o renovar su vehículo de transporte personal hacia los coches con motores eléctricos es cada vez mayor. De hecho, incluso en momentos en los que la venta de coches nuevos en general muestra debilidad, las cifras referidas a aquéllos impulsados por electrones muestran una tendencia casi continuadamente creciente. Pero, ¿hasta qué punto esa proclividad se aprecia en el parque automovilístico?

La respuesta es: poco a poco. No puede ser de otra manera. En el año 2019 se matricularon en España 66 vehículos eléctricos cada día. Es un ritmo alucinante; pero no hay que olvidar que todos los vehículos matriculados el año pasado supusieron el 8 por 10.000 del parque.

A pesar de lo dicho, el vehículo eléctrico e híbrido empieza a ser relevante y el zumbido de estos motores empieza a ganar decibelios. En España hay, según nuestros datos, unos 350.000 coches eléctricos rodando; los diesel son casi 15 millones, y los de gasolina en torno a 8,5 millones.

Coches Híbridos

Sin embargo, esta situación es susceptible de cambiar muy rápidamente, sobre todo conforme las grandes ciudades vayan adoptando medidas restrictivas para el tráfico de vehículos con motores de combustibles fósiles y, paralelamente, las infraestructuras necesarias para un uso global del vehículo eléctrico, como las electrolineras, se extiendan y ganen capilaridad.

De los datos existentes cabe estimar que el vehículo eléctrico e híbrido tiene algunas «asignaturas pendientes». Por ejemplo, las mujeres. Las mujeres se acercan al 30% de las conductoras en general, pero si se aísla el parque eléctrico e híbrido, su participación desciende cinco puntos. O los jóvenes, entre los cuales la penetración del vehículo eléctrico e híbrido es un 10% inferior a la del conjunto de conductores.

Asimismo, también hay notables diferencias geográficas. En general, los territorios con grandes concentraciones urbanas y/o renta superior a la media nacional, son los que tienden a tener un mayor peso de este tipo de vehículos. De hecho, sólo hay tres comunidades autónomas que tienen una penetración superior a la del conjunto de España: Madrid, Cataluña y Baleares.

Hay mucho camino por rodar, pues; pero la carrera, sin duda, ya ha comenzado.