Encuesta de presupuestos familiares | Blog - Estamos Seguros

Encuesta de presupuestos familiares

Lo dicen claramente las estadísticas. En España hay hogares grandes y pequeños, vacíos y llenos, calientes y fríos, altos y bajos, caros y baratos. Pero todos, todos, están asegurados.

… bueno, mejor no nos sobremos. No son todos, todos. Las estadísticas nos dicen que hay un 5% de hogares en España que no tienen ningún seguro del automóvil, del hogar, de salud, de decesos, de responsabilidad civil personal ni pagan seguros de asistencia en viaje. Pero, claro, eso quiere decir que hay un 95% en los que sí.

Los dos seguros más frecuentes en los hogares españoles son el seguro del automóvil y el del hogar. El primero, ya lo sabes, es obligatorio si tienes un vehículo a motor, cosa que es bastante frecuente en nuestra sociedad. Por eso, en el 80% de los hogares españoles, en números redondo, se está pagando cuando menos un seguro del automóvil. Pero la tasa del seguro del hogar tampoco el moco de pavo. Alcanza al 74%. El seguro de salud, si bien más modesto en su extensión, va camino de estar presente en uno de cada cuatro hogares españoles; y no nos olvidemos del seguro de decesos, puesto que prácticamente alcanza la mitad de los hogares.

Seguros más contratados en España

Territorialmente hablando, quizá te sorprenda saber que la comunidad con más hogares con al menos un seguro es Castilla – La Mancha; allí el seguro está presente en todos los hogares salvo un 2,5%. Y le siguen Cantabria y Murcia. Las ciudades y comunidades autónomas menos aseguradas son Ceuta, Melilla, Baleares, Madrid y Galicia.

Si te paras a mirar o a preguntar en casa y llegas a la conclusión de que allí los seguros que se compran son el del automóvil y el de la vivienda, habrás de saber que eres del montón: tu hogar responde al perfil de aseguramiento más frecuente en la sociedad española. Aproximadamente uno de cada cuatro hogares presentan ese perfil. El segundo, que se da en uno de cada cinco hogares, es aquél que suma a estos dos seguros citados el de decesos.

Aunque la Encuesta de Presupuestos Familiares, la principal fuente estadística de este artículo, no lo recoge, tampoco hay que olvidar al seguro de vida.

En su vertiente individual, que es la que adquieren los particulares y los hogares (los seguros colectivos se compran, normalmente, por la empresa en la que se trabaja), el seguro de vida, según sus últimas cifras, tiene más de 15 millones de asegurados en productos que garantizan indemnización por fallecimiento o invalidez y algo más de 8 millones más de españoles que han decidido confiar todo o parte de sus ahorros en seguros de vida. Esto nos da una penetración sobre la población del 50% que, incluyendo todas las modalidades de seguro, sube hasta el 65% de la población.

El seguro de vida tiene más de 15 millones de asegurados y más de 8 millones de españoles han decidido confiar todo o parte de sus ahorros en seguros de vida.

No han de extrañar estas cifras. Casi cualquier hecho luctuoso que le pueda ocurrir a los miembros de un hogar es asegurable. Y asegurarlo es una buena idea, porque permite adquirir tranquilidad con ello a cambio de un precio que, gracias a la mutualización del riesgo, es mucho más bajo que la compensación que puede recibirse. Los hogares españoles confirman, cada día, que asegurarse es una buena decisión.