Erupciones volcánicas: ¿las cubre el seguro?

Erupciones volcánicas: ¿las cubre el seguro?

Los temblores llevaban días avisando sobre la posibilidad de una inminente erupción volcánica en Montaña Rajada, en la isla de La Palma, y todos los pronósticos se han cumplido este domingo. La previsión y la rápida evacuación de los vecinos de la zona hacen que las posibilidades de daños personales se reduzcan al mínimo, sin embargo, es evidente que se producirán daños materiales. Por ello, como siempre que ocurren sucesos adversos, las miradas se dirigen al seguro, ¿quién se hace responsable de estos daños? Te lo contamos.

Durante las primeras horas tras la erupción del volcán, las lenguas de lava que se dirigen al mar han arrasado una veintena de viviendas, varios tramos de carretera y, evidentemente, todo el espacio natural que han encontrado a su paso. Estamos ante un fenómeno de la naturaleza muy poco frecuente en España pero, como cualquier otro, tiene cobertura aseguradora.

La protección la encontramos en un organismo único en Europa, el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Se trata de un ente público que cubre los llamados “riesgos extraordinarios”. Realiza esta labor con los fondos aportados por los asegurados y que canalizan las aseguradoras. ¿Y cuáles son esos “riesgos extraordinarios” que cubre el CCS? Pues las pérdidas generadas por varios fenómenos de la naturaleza (tempestades ciclónicas, inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas…), así como determinados hechos causados por el hombre (terrorismo, desórdenes públicos…). Este organismo, por lo tanto, es el encargado de actuar en caso de sucesos como el que se produce estos días en La Palma.

Hasta el momento, el CCS no ha tenido que pagar percances a causa de erupciones volcánicas porque este riesgo era muy bajo en España. La última erupción en tierra fue en 1971 (volcán Cumbre Vieja, también en La Palma); y tras ella sólo se anota otra en 2011, en el mar cerca de la isla del Hierro. En esta ocasión, sin embargo, sí deberá actuar para afrontar los daños materiales que se produzcan a causa de la explosión en Montaña Rajada. En este sentido, el Consorcio dará cobertura a todos aquellos bienes que estén asegurados y que se vean afectados por la erupción. Es decir, las casas, los coches, los comercios o las industrias que cuenten previamente con un seguro, serán indemnizados por el Consorcio. Este organismo también sería el encargado de indemnizar en caso de que se produjeran lesiones o fallecimientos de alguna persona a causa de la erupción.

Las personas afectadas por daños a causa de esta erupción volcánica pueden contactar con el CCS a través de su página web o en el teléfono gratuito 900 222 665. Su aseguradora o mediador de seguros pueden informarles de las gestiones a realizar.