Esquiar te puede costar caro, más de lo que piensas - Blog

Esquiar te puede costar caro, más de lo que piensas

La temporada de esquí coincide con el aumento de accidentes en los destinos de nieve. Según las estadísticas, en enero, se produce un imprevisto cada 23 minutos.

Cuando uno empieza a esquiar se imagina atravesando nieve virgen con los esquíes o la tabla de snow como un auténtico profesional del deporte: rotando con estilo, haciendo barandillas e incluso dando saltos. En la mente de un principiante que sueña despierto cae la nieve polvo a cámara lenta cuando se imagina a bajando fuera de pista. Pero cuando uno despierta de ese sueño irreal que se ha montado él mismo esperando al monitor de esquí el primer día de curso en el punto de encuentro de la pista verde, la cosa cambia en tan sólo 20 minutos de clase: su primera caída al coger una percha.

Toda esa imagen de verse como un auténtico experto acaba en un culetazo. Tras otro. Y es que si después de tres días de curso en la nieve crees que puedes acabar haciendo esquí alpino a la velocidad de la luz como lo hacen los esquiadores que ves en Eurosport, vas listo.

¿Qué coberturas puedes tener?

Los accidentes en la nieve desde un culetazo hasta una rotura de menisco son una faena, pero un problema que puede ser menor si tienes un seguro de asistencia en viaje o incluso una póliza para protegerte en la práctica de este deporte. Algunas de las coberturas de asistencia en viaje son traslados del herido y la correspondiente asistencia sanitaria, o el regreso anticipado del herido y de los acompañantes asegurados. Si optas por irte a la nieve con un seguro específico de esquiador puedes estar tranquilo. En caso de que tengan que socorrerte en pista, están cubiertos el rembolso de muletas y medicamentos, e incluso la devolución del importe del forfait y las clases de esquí no disfrutadas.

Según la estadística del seguro de asistencia en viaje elaborada con datos de las propias compañías de seguros, los accidentes en la nieve muestran una estacionalidad. Los meses de invierno son los que marcan claramente la temporada de esquí. Enero es cuando hay un mayor número de accidentes. En este mes se produce un accidente cada 23 minutos y 20 segundos. Y es que 7,5 de cada 10 accidentes ocurren durante invierno.

Estacionalidad de accidentes en los destinos de nieve