Falsos mitos sobre seguros | Blog - Estamos Seguros

Falsos mitos sobre seguros

Un mito o, como se denomina más hoy en día, una leyenda urbana es una cosa en la que mucha gente cree, normalmente porque confía en quien se lo contó. Las leyendas urbanas, sin embargo, muy a menudo no son verdad. ¿Le ocurre a los seguros? Pues la verdad es que sí. El seguro tiene varias leyendas urbanas que presuntamente hablan de cosas que hace o que no hace, pero que no son ciertas. Aquí te vamos a explicar algunas.

Seguro que has oído decir alguna vez, por ejemplo, que las aseguradoras de salud no tienen asegurados mayores, que los expulsan en cuanto empiezan a dar problemas. Pues es falso. Uno de cada tres asegurados de salud tiene más de cincuenta años. De hecho, las aseguradoras gastan cuatro millones de euros cada día en tratar a clientes con morbilidades graves o muy graves, muchos de ellos de avanzada edad.

El seguro de salud español, de hecho, está autorregulado para no oponerse a la renovación del contrato de todo cliente que lleve cinco años o más como tal.

Otro mito muy común es el que dice que el seguro de salud sólo trata dolencias leves. O sea, que para ser asegurado de salud tienes que estar sano como una pera, y si no es así, pues te tienes que ir. Los hechos, sin embargo, desmienten estas afirmaciones. Fíjate: el seguro de salud paga prestaciones por valor de más de 1.000 millones de euros en tratamientos y servicios médicos para asegurados suyos que tienen dolencias tan graves que el gasto global anual causado por cada uno de ellos supera los 6.000 euros. El flujo de servicio hacia aquellos de los clientes (muchos de ellos de edades avanzadas) que necesitan atenciones constantes y sofisticadas es, pues, constante.

El mito inverso al que te acabamos de decir es ése que nos dice que los seguros de decesos sólo tienen clientes mayores. También es falso. La mitad de los clientes del seguro de decesos español tiene menos de 50 años de edad.

El seguro español tiene más de cien millones de clientes, dos veces y pico toda la población española. Está presente en 96 de cada 100 hogares, y atiende millones y millones de percances. Ésta es la realidad. Los mitos son eso: mitos.