La nieve, el mayor peligro en carretera durante la Navidad | Blog Estamos Seguros La nieve, el mayor peligro en carretera durante la Navidad | Blog Estamos Seguros

La nieve, el mayor peligro en carretera durante la Navidad

El aumento de desplazamientos durante la Navidad hace que en estas fechas sean imprescindibles las llamadas a la prudencia al volante. A los peligros habituales en carretera, como la velocidad excesiva, las distracciones o el alcohol, se suma en estos días la climatología adversa típica del invierno. Si echamos un vistazo a las estadísticas del seguro de automóvil durante las navidades de los últimos veinte años, vemos un elemento común en los días con más percances en carretera: la nieve.

Aproximadamente uno de cada dieciséis accidentes leves de tráfico que ocurren en el año, se produce en fechas navideñas.

Es decir, el período que se extiende entre mediados de diciembre y el 5 de enero. Es una proporción muy estable, pero puede variar mucho si entra en juego un factor clave en invierno, como es la nieve.

Al contrario de lo que mucha gente pueda intuir, el verdadero elemento multiplicador de los percances de tráfico no es tanto la lluvia, que también, sino la nieve. La experiencia nos dice que los días con un mayor número de percances de tráfico han sido, casi siempre, días en los que en las zonas donde se intensificaron los accidentes había nevado. Aunque lo habitual es que las grandes nevadas lleguen pasada la Navidad, en muchas ocasiones también se producen, aunque con menor intensidad, durante las fiestas. Las cifras indican con claridad que, cuando la nieve aparece, debemos extremar la precaución.

21 de diciembre, el día de las fiestas con más percances

Dicho esto: ¿cuál es el peor día de las fiestas para la siniestralidad en carretera? Tomando como referencia las estadísticas recogidas entre 1999 y 2020, es decir, dos décadas de percances y nada menos que dos millones y medio de golpes registrados, vemos que la nieve no es el único enemigo en carretera. Entre el día 15 de diciembre y el 7 de enero, los datos históricos apuntan a que, estructuralmente, el peor día para los golpes leves es el 21 de diciembre. Casualmente, siempre que esta fecha no cae en fin de semana, es una de las más solicitadas para las cenas de amigos y compañeros de trabajo. El dato, además, adquiere más importancia si nos damos cuenta de que los días que rodean a esta fecha: 18, 19 y 20, son los que van justo detrás en el ranquin. Controlar el alcohol en estas cenas, por lo tanto, parece una de las claves principales para reducir la siniestralidad leve en Navidad.

Las estadísticas también señalan los tres días más seguros y son muy fáciles de imaginar… Por su orden: 25 de diciembre, 1 de enero y 6 de enero. Estos son los días en los que más nos quedamos en casa.

¿Algo que decir sobre el componente territorial? Pues sí; y algo relativamente curioso. Para que veas que, además del clima, también el factor personal influye en la siniestralidad, te diremos que las provincias donde, estructuralmente hablando, tiende a haber más percances en los días de Navidad son provincias en las que suele haber más nieve y heladas: León, Salamanca, Valladolid, Álava… Pero, ojo: en segundo y tercer lugar están las dos provincias canarias donde, a pesar de que no nieva, la gente sale a celebrar cenas navideñas como en cualquier otro sitio.

Así pues, prudencia. Y no cojas el volante si no debes.