El sector seguros y su compromiso con la sostenibilidad | Blog Estamos Seguros El sector seguros y su compromiso con la sostenibilidad | Blog Estamos Seguros

El sector da cuenta de su compromiso con la sostenibilidad

La esencia del seguro es la protección de las familias, las empresas y las instituciones en todo tipo de situaciones y ante todo tipo de riesgos. El seguro es la red de seguridad de la sociedad. Su presencia es garantía de bienestar y de tranquilidad.

Pero, además, el sector asegurador juega un papel relevante en la promoción de la sostenibilidad, participando en áreas tan diversas como la protección del medio ambiente, la promoción de la igualdad social y el buen gobierno empresarial. Su vocación es, en definitiva, contribuir a una sociedad próspera y cohesionada y a un tejido productivo volcado con la sostenibilidad.

Para dar cuenta de este compromiso, y con el fin de avanzar en favor de la transparencia, UNESPA ha presentado la Memoria social del seguro 2022, una publicación que forma parte de Estamos Seguros. Se trata de un libro que resume el papel que juega el seguro en la promoción de la sostenibilidad en España, en la vertiente ambiental, social y de gobernanza (ASG).

ODS 2030

La primera parte aborda la relación entre la sostenibilidad medioambiental y el seguro. En primer lugar, se describe cómo es la cobertura de los daños ocasionados por el clima. Las aseguradoras se hacen cargo de indemnizar o reparar el 70% de los desperfectos generados por fenómenos atmosféricos, mientras el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) se ocupa del 30% restante. Entre tanto, el campo español está protegido por Agroseguro. Esta entidad se ocupa de proteger del clima, los accidentes y las enfermedades tanto a las cosechas como a las cabañas ganaderas en España.

prestaciones climáticas

Las emisiones de los vehículos a motor constituyen una de las principales fuentes de contaminación en la actualidad. Esta es la razón por la que el seguro acompaña la transición del parque automovilístico nacional desde la combustión tradicional hacia una movilidad limpia. En el país circulaban 874.000 vehículos híbridos o eléctricos a cierre de 2021.

Las aseguradoras constituyen un inversor institucional de referencia en los mercados. Con los recursos a su cargo pueden financiar proyectos de naturaleza sostenible. En la actualidad, el 94% del sector toma en consideración los criterios ASG a la hora de configurar su cartera de inversiones.

El segundo bloque de la memoria hace un repaso a la impronta social del seguro. La vocación de las aseguradoras es proteger a las personas y su patrimonio. En este apartado se deja constancia, en primer lugar, de la relevancia del sector en la gestión de los ahorros. En especial, del ahorro previsional. Al acabar 2022, las entidades velaban por 242.462 millones de euros de sus clientes.

El cuidado de la salud es otra área donde el seguro juega un papel determinante. Hasta 12 millones de personas tienen un seguro de prestación de servicios sanitarios en España. O lo que es lo mismo, el 25,5% de la población. Son personas de todas las edades. Igualmente, es destacado el papel que juega el seguro del automóvil en la atención a lesionados (226.667 al año) y a los familiares (3.182) de quienes perdieron la vida en accidente de tráfico.

seguro de salud

De acuerdo con la Memoria social del seguro, el seguro de vida pagó por su parte 1.411 millones para indemnizar fallecimientos en 2022. El seguro de decesos se hace cargo, a su vez, del 69% de los sepelios de España. Tras el ramo del automóvil, esta es la cobertura con más asegurados en el país.

La relevancia social del seguro también queda patente en su labor de protector del patrimonio. El informe deja constancia de los percances atendidos por el seguro de multirriesgos en viviendas, comercios, comunidades de propietarios e industrias. La protección de la actividad empresarial abarca distintos riesgos: averías, robos, incendios, montajes, transporte…

La industria aseguradora es consciente de los nuevos riesgos a los que se enfrenta la sociedad. Entre estos figuran las amenazas cibernéticas. El informe identifica cuáles son los percances más habituales en este ámbito, así como los sectores que, con más frecuencia, padecen incidentes resueltos por el seguro.

riesgos cibernéticos

Los recursos humanos constituyen otro elemento esencial de la sostenibilidad donde el sector despunta. La industria del seguro apuesta por la promoción de la mujer en su organigrama. En la actualidad, el 30% de los puestos de los comités de dirección está ocupado por ellas. Aunque todavía ese porcentaje no se corresponde con el peso relativo de la mujer en el conjunto de la plantilla aseguradora (58%), sí se registra un claro incremento en los últimos años, según reflejan las últimas estadísticas de ICEA. En este sentido, ya existen departamentos, como los de Verificación y Cumplimiento o Recursos Humanos y Formación, donde las mujeres directivas son mayoría.

igualdad
El sector asegurador genera trabajo de calidad y estable pues, incluso en las situaciones más adversas, como la crisis financiera de 2008 o la situación generada por la pandemia de COVID-19; ha mantenido el empleo. También realiza una apuesta firme por la previsión social complementaria entre su plantilla, de forma que todos sus trabajadores están cubiertos, al menos, por un producto para complementar su jubilación. Ofrece planes de carrera y proyección para las personas con talento, y apuesta por la formación y la conciliación. De hecho, para impulsar el talento, está promoviendo la creación de programas de Formación Profesional Dual especializada en seguros. En 2022, esta titulación se impartía en 10 institutos de tres comunidades autónomas.

Las entidades, además, apoyan la educación financiera a través de su participación en el programa El riesgo y yo desarrollado en colaboración con la Fundación Junior Achievement. Cerca de 170 voluntarios provenientes de 40 entidades han acercado conceptos como el riesgo y la mutualización a más de 2.500 adolescentes en el curso académico 2021-2022.

Cercanía y solvencia

El tercer y último bloque de la Memoria social del seguro 2022 abarca los temas de gobernanza y transparencia en la gestión. Aquí, de nuevo, la industria aseguradora pone datos sobre la mesa.

El seguro desea estar cerca de las personas. Por eso, cuenta con una red de distribución amplia, que abarca toda la geografía nacional. Además de los canales de atención telemática, como el teléfono o internet, el sector tiene a su disposición oficinas propias, mediadores y el apoyo de sucursales bancarias para atender cara a cara a sus clientes. Su presencia es palpable en todas las provincias del país. Muy especialmente en aquellas ubicadas en la llamada “España vaciada”.

red de servicios
La extensa red de distribución territorial, junto a su papel en la protección de las actividades agropecuarias y la disposición de una red de servicio para atender los percances que les ocurran a familias o empresas en cualquier parte del país, hace del seguro un aliado del desarrollo y la cohesión territorial de España. En el conjunto del año 2022, el seguro realizó 237 millones de servicios en favor de sus clientes. Esta labor se efectuó con elevadísimas tasas de eficiencia y satisfacción.

Las aseguradoras españolas disponen de recursos que les permiten cubrir 2,41 veces las exigencias de capital que marca la normativa. En concreto, cuentan con 240.774 millones de euros en provisiones. Esta holgada solvencia es la garantía de que cumplirán con los compromisos adquiridos con sus clientes. Ya se trate de la reparación de un vehículo, de una atención sanitaria o del pago de una prestación por jubilación.

La Memoria social del seguro 2022 también especifica de qué manera contribuye el sector asegurador al cumplimiento de los llamados objetivos de desarrollo sostenible (ODS) fijados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En concreto, el sector tiene un impacto particularmente directo en cinco líneas de trabajo que conforman la denominada Agenda 2030. Estas son el trabajo decente y el crecimiento económico (ODS 8), la salud y el bienestar (ODS 3), la igualdad de género (ODS 5), las alianzas para lograr objetivos (ODS 17) y la acción por el clima (ODS 13).