¿Merece la pena asegurar el móvil? - Blog | Estamos Seguros

¿Merece la pena asegurar el móvil?

Nosotros planteamos la pregunta, pero la respuesta depende de ti. Obviamente, en ESTAMOS SEGUROS siempre te diremos que es mejor asegurar algo que no asegurarlo, porque el seguro, al fin y al cabo, no es sino un mecanismo de protección del gasto que tú hiciste al comprar ese objeto. Sin seguro, eres tú quien corre con el riesgo de tener que comprarse otro móvil o de tener que repararlo.

Todo se reduce, pues, a la percepción que tengas sobre el riesgo de que a tu móvil pueda ocurrirle algo; a tu capacidad económica de tapar el agujero si ocurre; y, sobre todo, a la importancia que le otorgues al hecho de poder disponer de un móvil en condiciones en todo momento.

A ojímetro se puede calcular que en España puede haber ahora mismo en los bolsillos, bolsos y manos del personal móviles por valor de unos 15.000 millones de euros. Eso sí, un móvil, sobre todo si es inteligente, puede contener cosas que en realidad valen mucho más: contraseñas, fotos, referencias de amigos, chats. El móvil inteligente se ha convertido, a día de hoy, en nuestro verdadero centro de datos personal, y eso quiere decir que perderlo o que se nos estropee puede llegar a ser un problemón.

Actualmente en España existen móviles por un valor aproximado de 15.000 millones de euros

Ante esta realidad, los seguros de móviles, que inicialmente pudieron ser productos básicamente de robo, han ido evolucionando hacia ofertas de servicio que se ocupan también de la reparación.

En el asunto del seguro de móvil, como en todo o en casi todo, la clave es el nivel de protección que estés buscando. Los seguros de móviles no son todos iguales, las coberturas pueden variar, y el nivel de cobertura (por ejemplo, el porcentaje el valor del móvil que te reembolsarán si lo pierdes o te lo roban), también. Por eso es importante informarse bien de las protecciones en cada contrato, para así poder buscar aquélla que nos hace una oferta más cercana a lo que estamos buscando a cambio de una cantidad de dinero cercana a lo que queremos pagar.

Los seguros de móviles suelen incluir de serie la cobertura de robo y también pérdida, pero también pueden incluir el bloqueo del teléfono para impedir que terceras personas utilicen el terminal tras la sustracción.

 

Los seguros de móviles suelen incluir la cobertura de robo y también pérdida, lógicamente; pero también pueden incluir el bloqueo del teléfono en estos casos, para así impedir que otro le haga gasto al aparato a tu costa. También es importante ver cuáles son las causas de daño en el terminal que están cubiertas; lo más normal es encontrar el golpe, la caída, las mojaduras, la sobretensión o la exposición a temperaturas elevadas, pero es importante comprobarlo. La rotura de la pantalla es otra de las coberturas clásicas en este tipo de seguros. También es conveniente informarse sobre si el contrato prevé el reembolso de las llamadas que se puedan haber hecho con el aparato.

También es importante informarse bien de qué tipo de reembolso recibiremos en el caso de que nuestro móvil haya desparecido, por ejemplo por robo. Si el seguro se compromete a aportarnos un móvil igual o de similares características.

Por supuesto, las coberturas y los costes pueden variar según el tipo de terminal que tengas. Hay alguna marca de móviles que es muy específica y que requiere reparaciones especiales y esas cosas, y eso, normalmente, incidirá en el contrato de protección.

El seguro de móviles, en todo caso, ha evolucionado mucho en los últimos años, como es lógico tratándose de un producto que actúa sobre uno de los aparatos más usuales y necesarios en la vida diaria de las personas. Esa evolución te garantiza, básicamente, que si vas a querer proteger ese aparato que lo mismo te costó meses de ahorro, lo vas a poder hacer.