¿Necesitan seguro las piscinas de las comunidades de vecinos? - Blog | Estamos Seguros

¿Necesitan seguro las piscinas de las comunidades de vecinos?

Ahora que llega el veranito también es momento de llenar la pisci y comenzar a vigilar que no se cuelen los cincuenta amigos que repentinamente le han salido al hijo del vecino del 3ºA. Es tiempo de piscinas, y si tienes una en tu casa tal vez te preguntes si tienes que asegurarla. La respuesta es: en general, no pero sí.

Decimos en general porque la legislación sobre la materia, como tantas otras, es muy dispersa. Cada comunidad autónoma tiene competencias para definir su propia norma. Decimos no porque, por lo general, esas legislaciones autonómicas no suelen establecer una obligatoriedad de asegurarlas. Y decimos, por último, porque, la verdad, asegurar tu piscina, a menos que sea un barreño grande, es lo más racional que puedes hacer o que puede hacer tu comunidad.

¿Qué pasa si la piscina es solo para mi?

Si vives en una casa unifamiliar con piscina, entonces la bañera es tuya y, desde luego, no tienes por qué asegurarla. Es tu problema. Eso sí: si a tu piscina acceden terceros, sean éstos parientes, amigos o meros conocimientos coyunturales, ya mejor te lo piensas un poco, porque si algún día alguno de ellos resbala y se deja los piños (un suponer), lo mismo te denuncia porque el suelo estaba demasiado resbaladizo o tal. Te dirás: ¡pero si somos amigos! Bueno; es que, tal vez, para cuando te denuncie y te pida una responsabilidad civil, habréis dejado de serlo.

¿Qué pasa con las piscinas que son de una comunidad?

Pues, como ya te hemos dicho, la cosa va por barrios, o más concretamente por comunidades autónomas. Pero, por lo general, en todas partes se regula que la comunidad debe tener unas reglas aprobadas en junta sobre quién, cómo y cuándo puede usar la piscina (las hay que en las que entra todo dios, las hay a las que sólo acceden los vecinos…); como se regulan las medidas de seguridad, entre las cuales se incluye, a veces, la obligatoriedad de contratar un socorrista.

La comunidad decide las reglas del uso de la piscina en donde se dictan las medidas de seguridad

Lo que no suele existir, ya te lo hemos dicho, es obligatoriedad de hacer un seguro. Pero si eres presidente de la comunidad o tienes perspectivas de que te vayan a colgar el marrón, o incluso si no lo eres, puesto que como vecino eres corresponsable de lo que pase, deberías plantearte el tema del aseguramiento.

¿Quien es responsable de mantener la piscina?

El principal problema nace de que la comunidad es responsable de mantener la piscina. Cualquier cosa que pase, desde una caída a un ahogamiento pasando por problemas causados por el agua (demasiado cloro, demasiado poco…) son asunto de la comunidad.  ¡A pagar, a pagar!

Puede que en algunos casos el desafortunado evento no sea culpa de la comunidad (a mucha gente le da por hacer el cabra cuando se enfunda el traje de baño) , pero de los los gastos de ir a juicio y todo eso no os librará ni el Tato. Además, si tienes que poner socorrista, para qué quieres más: es un empleado de la comunidad, y cualquier accidente o percance que sufra lo sufrirá trabajando, por lo que es cosa vuestra.

Asegurar o no asegurar es una decisión que debéis tomar tú y tus vecinos, en todo caso. Una decisión que deberíais valorar muy cuidadosamente.