¿Qué necesito saber si tengo un dron? - Blog | Estamos Seguros

¿Qué necesito saber si tengo un dron?

El desarrollo tecnológico es imparable y en los últimos años se está experimentando una especial aceleración del mismo. Entre otros aspectos a destacar está el de los drones.

Empecemos por lo primero: ¿qué es un dron? Pues es una aeronave no tripulada, es decir, gestionada por control remoto. Si bien los drones llevan muchos años utilizándose en el ámbito militar, ha sido el desembarco de esta tecnología en el ámbito civil lo que ha supuesto una auténtica revolución.

¿Quién no ha asistido a un evento en el que se ha utilizado un dron para filmar o fotografiar el mismo, o conoce a alguien que tiene uno para su uso personal? Incluso, si prestamos atención, hoy en día muchas escenas de programas, series de televisión e incluso películas, están grabadas mediante el uso de drones.

Así pues, no tiene nada de extraño que estés albergando la idea de hacerte con uno, o ya lo hayas hecho. Pero para ello es bueno que sepas algunas cosas.

Hoy en día muchas escenas de programas, series de televisión e incluso películas, están grabadas mediante el uso de drones.

 

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y por lo tanto nuestra legislación, considera que una aeronave pilotada de forma remota es un dron cuando su uso es comercial o profesional. Es decir, la utilización del mismo debe producirse en el desarrollo de una profesión y con fines lucrativos o comerciales. En estos casos, la legislación exige una licencia al operador que solicite autorización para desarrollar cada trabajo, así como un seguro de responsabilidad obligatoria por los daños que pueda causar a terceros.

¿Hay diferencias cuándo el dron es para uso recreativo?

Sí, las hay. Para empezar,  la legislación no los considera aeroneaves, sino aeromodelos.  En España, el manejo de aeromodelos está regulado por normativa específica (desarrollada por la Real Federación Aeronáutica de España); además, debes tener en cuenta que cada región e incluso cada municipio pueden tener regulaciones específicas, aunque siempre debe respetar la legislación de aviación general.

Por lo tanto, debes estar muy atento a en qué cielo sueltas a tu dron. Entre otros aspectos de la normativa común, conviene destacar que los drones particulares y recreativos deben volar por debajo de 100 metros de altura y no pueden hacerlo sobre grupos de población urbana (playas, conciertos, calles de cualquier ciudad, etc.)

En resumen, pues, quienes adquieran uno de estos aeromodelos (drones) deben consultar las reglas de su municipio y contactar con un club de aeromodelismo para volar con seguridad; y, por supuesto, no podrían utilizarlos con fines profesionales o comerciales.

Debes tener en cuenta que cada región e incluso cada municipio pueden tener regulaciones específicas

En relación con el uso de estos drones/aeromodelos con fines lúdicos o deportivos, hay aseguradoras que cubren la responsabilidad derivada del uso de los mismos en sus pólizas de seguro de hogar (se garantiza la responsabilidad del asegurado cuando practique cualquier deporte, incluyendo el aeromodelismo). Eso sí, dicho uso debe ajustarse a la legislación vigente. De lo contrario, en caso de siniestro, la entidad podría denegar el pago del mismo.