Reclamaciones del consumidor: así te ayuda tu seguro - Blog | Estamos Seguros

Para quejas y reclamaciones, tira de seguro, no de Google

Como consumidores, a menudo nos surgen dudas sobre cuáles son nuestros derechos frente a productos y servicios, especialmente en casos en los que hemos quedado insatisfechos. Antes de llegar a las oficinas de atención al consumidor, muchos recurren a Internet para solucionar sus dudas al respecto, sin saber que los seguros son los primeros que pueden echar una mano. De hecho, además de asesorar e informar, en muchas ocasiones pueden incluso ayudarnos a interponer las correspondientes quejas y reclamaciones.

Un incumplimiento de contrato por parte de la compañía telefónica, un cobro indebido en la factura de la luz, un coche de segunda mano que resulta estar defectuoso… Hay muchas situaciones en las que podemos necesitar interponer una queja o reclamación y esta no siempre es una tarea sencilla. Las aseguradoras lo saben y, por eso, muchas de ellas incluyen en los seguros de hogar una cobertura de asistencia jurídica, o existe un producto específico. Con ellos, una simple llamada telefónica puede resolver todas las dudas.

Las aseguradoras disponen de profesionales del ámbito jurídico que orientan sobre los derechos del consumidor en cada situación y asesoran sobre cómo interponer una queja o reclamación si fuera necesario.

Los seguros de coche, por su parte, también incluyen una cobertura de defensa jurídica. En este caso, la asistencia está destinada especialmente a la reclamación de daños materiales y corporales en caso de accidente.

Un seguro específico para ayudar en las cuestiones legales

Más allá de las coberturas de asistencia legal que incluyan los seguros de hogar o automóvil, existe un seguro específico que protege a los consumidores: el seguro de defensa jurídica. Este seguro proporciona asesoramiento preciso relativo a los plazos que tienen las reclamaciones que quieras presentar, la dimensión de tus derechos, las instancias a las que debes dirigirte, etc. Un buen seguro de defensa jurídica puede descargarte de estas responsabilidades, que pasarán a estar sobre los hombros de personas expertas que saben lo que hay que hacer.

El seguro de defensa jurídica atiende un problema legal cada dos minutos en España

Además de abordar cuestiones específicamente de consumo, el seguro de defensa jurídica aporta asesoramiento y asistencia legal en todos aquellos casos en que lo precises. Los ámbitos más habituales en los que interviene son la fiscalidad, las cuestiones matrimoniales, los conflictos con las comunidades de propietarios o las reclamaciones que haya que realizar ante la Administración Pública. Ese seguro tiene cada vez más calado en España. Actualmente se ocupa de, ni más ni menos, un problema legal cada dos minutos.

¿A que no te habías percatado de la cantidad de maneras en que el seguro puede ayudarte como consumidor? Esperamos que este artículo te haya resultado útil.