Protege tu negocio: no hacerlo sale caro | Blog Estamos Seguros Protege tu negocio: no hacerlo sale caro | Blog Estamos Seguros

Protege tu negocio: no hacerlo sale caro

Las industrias, comercios y demás empresas están expuestas a percances de todo tipo. Unos sucesos que, en ocasiones, pueden generar grandes pérdidas y poner en cuestión la viabilidad del negocio. Para que te hagas una idea: un solo accidente grave del seguro de montaje puede conllevar el pago de más de 680.000 euros. Esta cifra podría poner en un brete a más de una empresa, pero si cuenta con un seguro las preocupaciones se disipan y todo sigue como de costumbre.

El seguro paga de media 4.500 euros a industrias, comercios y demás empresas por cada siniestro declarado, según concluye el informe Siniestros industriales. Datos 2022-2023, elaborado por Estamos Seguros. Este trabajo analiza la relevancia de las prestaciones realizadas al tejido productivo por parte del seguro a través de las pólizas de transportes, incendios, otros daños a los bienes, crédito, caución, multirriesgo comercio, multirriesgo industrial y otros multirriesgos.

Para la elaboración de este estudio se ha analizado 212.215 percances industriales atendidos por 15 grupos aseguradores ocurridos en el periodo comprendido entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de julio de 2023. De estos expedientes, más de tres cuartas partes (76,7%) correspondieron al seguro de multirriesgo industrial, mientras que el seguro de transporte supuso otro 12,6% y la cobertura de averías de maquinaria, un 5%. Si se compara el coste de los sucesos en lugar de la cantidad de percances, las proporciones se mantienen razonablemente parecidas: multirriesgo industrial generó el 70,8% de los pagos por parte del seguro, transportes de mercancías representó un 9,6% y cascos, otro 6,1%.

Percances industriales

La distribución geográfica de los percances industriales está en línea con la propia estructura económica de España. Madrid es la provincia que acumula más incidentes (un 20,2% del total), seguida de Barcelona (10,8%) y Valencia (5,2%). En el extremo opuesto aparecen Ávila (0,3%), Soria (0,4%) y Palencia (0,4%) como las provincias donde menos actuaciones realiza el seguro industrial.

La distribución por municipios de los percances industriales es particularmente dispersa. Las 102 ciudades más populosas de España apenas suman el 45,5% de los siniestros, lo que pone de manifiesto la importancia del tejido empresarial de las poblaciones medianas y pequeñas. Las localidades de Madrid y Barcelona encabezan la clasificación, por su peso demográfico y económico, con un 14,4% y un 3,2% de los servicios prestados por el seguro, respectivamente.

Cada vez más empresas se protegen ante posibles siniestros industriales

 

En 2022, la siniestralidad de las modalidades de seguros puramente empresariales ascendió a 3.350 millones de euros, la cifra anual más elevada desde 2008. Conscientes de la importancia de que sus negocios estén protegidos ante potenciales percances, cada vez son más las empresas que se inclinan por contratar un seguro que las proteja ante los posibles siniestros industriales que puedan sufrir.

Así, en 2022 había en España 3,1 millones de empresas aseguradas, esto es, 280.000 más que en 2021. Se trata de un aumento del 9,9% en el año. El valor de los activos protegidos a través de las pólizas industriales –sumando los componentes de oficinas, comercios e industrias– rondaba los 1,78 billones de euros en 2022, un 3% por encima del dato de 2021. Los capitales medios presentan variaciones importantes, desde los 359.700 euros de capital medio en comercios, hasta los 806.800 euros en las industrias.

Sucesos extremos, poco comunes pero muy dañinos

Las prestaciones del seguro industrial recogen tanto los percances frecuentes, que generan daños relativamente bajos (aunque elevados para la percepción de muchos particulares), como los sucesos extremos, que, si bien son situaciones poco comunes, generan costes muy elevados para quienes sufren los percances.

Los percances más graves son generados por las pólizas de montaje, que garantizan los daños que puedan sufrir los trabajos de montaje, los materiales y la mano de obra, son las que ocasionaron percances más graves en el periodo analizado. Un siniestro del seguro de montaje implica el pago de 24.537 euros de media, pero el importe se dispara a 680.000 euros si se trata de un expediente grave como el mencionado al principio de este artículo. Sí, nada como un caso real para poner los pelos de punta al gerente de empresa más templado, ¿verdad?

A los siniestros del seguro de montaje le siguen en importancia los incendios industriales (15.187 euros de media por siniestro), la construcción (12.473 euros) y la llamada cobertura de “cascos” en el transporte o protección del vehículo empleado para desplazar el producto (12.150 euros).

Como ves, daños como estos pueden causar un auténtico dolor de cabeza (y de bolsillo) a quien tenga que hacerse cargo de las pérdidas causadas. Por ello, si gestionas una empresa, analiza los riesgos a los que está expuesto tu negocio, cúbrelos con un seguro y, así, con las espaldas cubiertas, podrás dedicarte a sacar tu empresa adelante con la tranquilidad de saber que estas en buenas manos.