¿Se puede asegurar la victoria de Amaia y Alfred en Eurovisión? - Blog | Estamos Seguros

¿Se puede asegurar la victoria de Amaia y Alfred en Eurovisión?

Empieza la cuenta atrás para uno de los concursos que más esperados del año (por histórico y controvertido): Eurovisión. Miles de españoles se sentarán el sábado frente al televisor para comprobar si Amaia y Alfred consiguen una victoria para España y como en Estamos Seguros nos encanta presumir de que se puede asegurar prácticamente todo, esta semana nos hemos preguntado si la victoria en sí, se puede asegurar. Tenemos la respuesta:

Hemos explicado muchas veces que las dos características fundamentales de un riesgo asegurable son: en primer lugar, que sea eventual, es decir, que vaya a ocurrir o no; y, en segundo lugar, que le cause un daño patrimonial, una pérdida, al asegurado. La victoria cumple perfectamente estas dos características.

Veámoslo con un ejemplo. Un club de fútbol que se clasifique para la Champions League puede terminar ganándola, o no. Puede terminar llegando a cuartos, o quedarse antes. El riesgo de hacerlo bien, por lo tanto, es un riesgo eventual.

¿Y el daño? Bueno, en teoría la pérdida no tiene por qué existir cuando hay una victoria, pero la mayor parte de las veces existe. Los deportistas profesionales, sobre todo los forman parte de un equipo, suelen ser incentivados para ganar mediante eso que se llama la prima: un sobresueldo, una extra, que se compromete a favor de los jugadores en el caso de que consigan un determinado objetivo (clasificarse para la Champions; o ganarla; o, en el caso de un goleador, meter más de equis goles). Y el mismo mecanismo puede utilizarse con las personas implicadas en la participación de una canción en Eurovisión. La prima no cae del cielo: alguien la tiene que pagar. Así pues, cuando se produce una victoria, aquél que ha de pagar los incentivos registra una pérdida.

Cuando se produce una victoria, aquél que ha de pagar los incentivos, registra una pérdida. El seguro puede hacerse cargo de estos gastos

Teniendo en cuenta estas dos características, es obvio que el club deportivo, o el responsable de la candidatura española de Eurovisión, tiene una alternativa diferente a dar un espectáculo en el estadio al celebrar los votos o los goles del contrario en lugar de los propios. Esa solución es el seguro: el organizador puede cambiar el riesgo de tener que pagar primas por, simplemente, pagar un seguro, algo que por supuesto será muy inferior a las propias primas derivadas de la victoria.

Muchas organizaciones implicadas en competiciones pueden, y de hecho suelen, asegurar la victoria

Para el asegurador, el problema es la tercera de las grandes características del riesgo asegurable: que sea mensurable. Tendrá, pues, que calcular la probabilidad de que esa canción o ese equipo consiga finalmente el objetivo que está asegurando. Pero ese cálculo no es en modo alguno imposible; piensa, simplemente, que las cotizaciones de cualquier firma de apuestas en línea son, al fin y al cabo, una probabilidad calculada por mucha gente.

Así pues, muchas organizaciones implicadas en competiciones pueden, y de hecho suelen, asegurar la victoria. Se protegen frente a lo que más desean para así poder disfrutarlo plenamente.

En todo caso, el submundo de aseguramiento de la victoria ni siquiera termina aquí. Has de saber, por ejemplo, que hay comités olímpicos (generalmente, los de los países que ganan un cerro de medallas) que aseguran las propias medallas. Aunque las medallas no son extraordinariamente caras (una de oro puede costar unos 550 euros porque, ejem, no es de oro), a los que las ganan, que se han pasado media vida entrenando para ello, les suele fastidiar bastante perderlas. Y nada impide que deportistas despistados se las dejen en coches o las tiren sin querer al fondo de algún río (ha pasado). Para eso, curiosamente, también hay seguros. Lo mismo ocurre en el golf, los organizadores de los torneos contratan un seguro para que la aseguradora corra con los gastos del premio en caso de que un jugador consiga un hoyo en uno.

¿Y en Eurovisión? Pues no sabemos si RTVE ha contratado un seguro en caso de que Amaia y Alfred se hagan con el podio eurovisivo el sábado pero lo que está claro es que podrían hacerlo, sobre todo si le han prometido un premio extra por ganar a cantantes, coreógrafos, escenógrafos, director musical, etc.

Imagen de cabecera: www.eurovision-spain.com