Seguro de responsabilidad civil, ¿necesitas uno? | Blog - Estamos Seguros

Seguro de responsabilidad civil, ¿necesitas uno?

El seguro de responsabilidad civil es el más común de los seguros. De hecho, hay muchas coberturas de seguros de la casa, del coche, de salud, etc. que protegen la responsabilidad civil. Este seguro se traduce como el que te protege frente a daños que puedas ocasionar a terceros.

Hay algunos tipos de seguros de responsabilidad civil. Estas son cinco preguntas que pueden ayudarte a saber si necesitas un seguro de responsabilidad civil concreto.

¡Allá vamos!

1. ¿Conduces?

Si conduces, es obligatorio que tengas un seguro de responsabilidad civil. El comúnmente llamado “seguro a terceros” es este seguro y debes de contratarlo de manera obligatoria para que, en caso de provocar un accidente, incluso involuntariamente, puedas hacerte cargo, a través de tu seguro, de los daños que se produzcan. Si no conduces, te libras del seguro y necesitas un buen amigo que te lleve a todas partes.

 

Si tienes un vehículo, tienes que hacerte un seguro de responsabilidad civil

2. ¿A qué te dedicas?

Hay profesiones que necesitan un seguro de responsabilidad civil para poder ser ejercidas. Es el caso de los médicos, dentistas, arquitectos; profesiones, pues, que, en definitiva, prestan un servicio a un tercero y que, en caso de salir mal, necesitan una protección que les ampare.

Si eres alguno de estos profesionales, debes hacerte un seguro de responsabilidad civil

3. ¿Vives de alquiler o tienes casa en propiedad?

Ésta tiene trampa. En realidad, da igual si vives de alquiler o en tu casa, harás muy bien en tener un seguro de responsabilidad civil.

Si vives de alquiler, el seguro de inquilino te cubrirá si ocasionas un daño a la propiedad en la que vives, y que tu casero te reclamará.

Vivas de alquiler o en casa propia, necesitas seguro de hogar con cobertura de responsabilidad civil

Si eres el propietario, el seguro cubrirá los daños que puedan ocasionar tus inquilinos a un tercero. Por último, si eres propietario y vives en tu propia casa, el seguro de responsabilidad civil te cubrirá ante los daños que puedas causar a tus vecinos, por ejemplo si te dejas los grifos abiertos.

Has de saber que también las comunidades de vecinos tienen este seguro por si el daño se produce en las zonas comunitarias de la vivienda.

 

4. ¿Alguna afición que requiera estar federado?

Si practicas un deporte que requiera estar federado tendrás un seguro de responsabilidad civil. Hay deportes como el fútbol, el montañismo o la escalada, atletismo, ciclismo e incluso la caza, que necesitan una federación en un club. En el caso de la caza se necesita una licencia y un seguro de responsabilidad civil obligatorio para su práctica.

 

Te guste la montaña, el fútbol o la caza, necesitas un seguro de responsabilidad civil

5. ¿Hay animales en casa?

Si tienes perro, es bueno que tengas un seguro de mascotas o, al menos, un seguro de responsabilidad civil que te proteja frente a un daño que pueda hacer a terceros; es posible que tu contrato del hogar ya te lo cubra. Puede que de manera no intencionada muerda a un vecino o rompa alguna cosa de la casa. Es para este tipo de percances para los que es bueno contar con esta protección.

Si tienes perro, contrata un seguro de responsabilidad civil.

Algunas razas, sobre todo de perros, consideradas en las legislaciones nacional o autonómicas como potencialmente peligrosas, generan, por la mera posesión del animal, la obligatoriedad de tener un seguro de responsabilidad civil. En estos casos, pues, la cosa pasa de recomendable a obligatoria.