Seguro obligatorio en el transporte escolar, ¿qué cubre? | Blog - Estamos Seguros

Seguro obligatorio en el transporte escolar, ¿qué cubre?

Con la vuelta al cole, vuelven también las preocupaciones para los padres: libros, ropa, material escolar… y transporte. Si tus hijos van al colegio en autobús de ruta, seguro que te has planteado más de una vez si se trata de un transporte seguro. Quizás no lo sabes pero hay un seguro específico para el transporte escolar y esto es todo lo que cubre.

La ley, a escala nacional y autonómica, vela por la comodidad y, sobre todo, la seguridad de los escolares, tanto cuando están el colegio como cuando viajan en transporte rodado y lo hace estableciendo una serie de obligaciones básicas. En los autobuses escolares, por ejemplo, siempre debe haber un adulto acompañante del conductor, conocedor de las medidas de seguridad, siempre que el transporte sea de alumnos de educación especial, que tres cuartas partes de los viajeros tengan menos de 16 años, o que la mitad tenga menos de 12.

Características que deben cumplir los autobuses

Los autobuses escolares deben tener características especiales. Su suelo debe ser antideslizante para evitar los accidentes. Si tienen equipados cinturones de seguridad, algo que es cada vez más frecuente, su uso será obligatorio. Sus trayectos no deberán superar una hora de tiempo. Asimismo, los autobuses deberán circular a 10 kilómetros a la hora por debajo de los límites máximos de velocidad, salvo en zonas urbanas.

Como ves, hay toda una red de regulaciones destinadas a proteger a tu hijo. ¿Tiene algo que ver el seguro con esto? Pues la verdad es que sí, tiene que ver. Te lo explicamos.

Coberturas del seguro obligatorio de transporte de viajeros

El autobús escolar es un vehículo a motor. Como tal, está obligado a circular asegurado ante los daños que pueda causar a terceros. Es lo que conocemos como seguro obligatorio de automóviles. ¿Se acaba aquí el papel del seguro en el transporte escolar? No del todo.

El seguro del automóvil tiene unos límites mínimos de aseguramiento, aunque es cierto que son muy elevados: 70 millones de euros por accidente en los daños a las personas, y 15 millones en los daños a los bienes. Son, como te decimos, límites muy generosos; pero tu hijo es mucho más valioso para ti.

El transportista debe contratar un seguro  adicional para garantizar la cobertura de una responsabilidad ilimitada

Es por eso que la legislación establece que, independientemente de que el autobús en el que se haga el transporte esté adecuadamente asegurado, el transportista deberá contratar el seguro o seguros adicionales que necesite para garantizar una responsabilidad ilimitada. Esto es: si hay un accidente o un suceso desgraciado, no importa cómo haya ocurrido, no importa que haya sido o no un hecho de la circulación, a cuántos niños haya afectado o de qué forma, porque el seguro cubrirá la totalidad de los costes que se produzcan y las indemnizaciones que haya que pagar.

Este seguro adicional cubre la totalidad de los costes que se produzcan y las indemnizaciones que haya que pagar en caso de accidente

Así pues, ya ves: tu hijo, en el transporte escolar, va sobreprotegido, porque está sobreasegurado. La prevención de las normas y la capacidad del seguro se alían aquí para que no tengas nada que lamentar. Salvo los suspensos, claro. Ahí, la verdad, no podemos ayudarte.