Seguros para negocios: así se protegen las empresas españolas Blog - Estamos Seguros

Seguros para negocios: así se protegen las empresas españolas

La industria es el pulmón de casi cualquier economía; y, desde luego, de la nuestra. España tiene un sector industrial flexible y dinámico que, entre otras cosas, durante estos duros meses de la pandemia ha sabido demostrar que sabe hacer bien las cosas. Sin embargo, por muy profesionales que sean nuestros industriales y sus trabajadores, una industria, por definición, está sometida a muchos riesgos, y esos riesgos, de cuando en cuando, se presentan en percances que, por lo general, tienen un impacto económico muy superior al que estamos acostumbrados a vivir los particulares.

En España cabe estimar que hay aproximadamente 2,4 millones de empresas aseguradas, empresas que han confiado, a través de diferentes figuras de seguro, un valor de unos 1,6 billones de euros; un valor, por lo tanto, que supera al PIB de un año. Más de la mitad de este valor está en las industrias, mientras que el resto se emplaza en comercios y oficinas.

Al conjunto de industrias y comercios españoles, el seguro rinde unos pagos cada año estimados en unos 3.000 millones de euros. En todo momento, el seguro mantiene un ritmo de transferencia de recursos superior, en todo caso, a los 2.000 millones de euros; y “en todo momento” quiere decir que durante los duros años de la pasada crisis económica, el seguro estuvo ahí para responder por sus compromisos, exactamente igual que lo está ahora que una segunda crisis se ha presentado a causa de la COVID.

El percance industrial medio, que impacta sobre todo en empresas de pequeño y mediano tamaño, está en el entorno de los 3.800 euros; como ves, está significativamente por encima del coste de los percances que se suelen ver en los seguros a las personas, con la única excepción del de vida. En todo caso, las cantidades varían mucho, ya que hay seguros muy especializados y con prestaciones elevadas, como el que cubre las operaciones de montaje (piensa en el montaje de una gran grúa, y párate a pensar en todas las cosas que pueden salir mal y causar daños); aquí se ven costes medios por encima de los 30.000 euros.

percances industriales

Al fin y a la postre, los seguros adquiridos por las industrias, que son seguros de los que habitualmente se habla menos que de otros más comunes, son, sin embargo, tan necesarios o más que cualquiera. Los seguros de las industrias son el trampolín sobre el que se apoya la inversión productiva de nuestros agentes económicos, puesto que 2,4 millones de ellos saben que no dependen de sus propios recursos para enfrentar las consecuencias de lo inesperado.

Hoy por hoy, es prácticamente imposible que te alimentes, te vistas o te compres ese equipo electrónico por el que llevabas meses suspirando sin que, de alguna manera, detrás de ese gesto esté el seguro. El coste del mismo es una proporción infinitesimal del precio que pagas pero, sin embargo, puede haber sido incluso el factor que ha hecho posible que eso que has adquirido ahora mismo esté en tu mano. El seguro industrial, en este sentido, es, un poco, el seguro de todos.