Solo 1 de cada 900 servicios que da el seguro acaba en reclamación | Blog - Estamos Seguros

Solo 1 de cada 900 servicios que da el seguro acaba en reclamación

¿Tienen muchas o pocas reclamaciones los seguros? ¿Las gestionan bien? Es probable que tú seas, como la mayoría, de los que piensa que la respuesta a la primera pregunta es SÍ y a la segunda es NO. Los seguros arrastran la imagen de tener muchas reclamaciones, de funcionar mal. Pero vamos, con datos en la mano, si esa imagen se corresponde con la realidad.

Se estima que el seguro español tiene, cada año, unas 150.000 reclamaciones. ¿Son muchas? Bueno, contando con que el momento lógico para presentar una reclamación es el percance, esto es, el momento en el que el cliente necesita que le atiendan, entonces esta cifra se compara con los 138 millones de percances de todo tipo que los clientes de seguro comunican a sus compañías. O, si lo prefieres: por cada 900 percances, aproximadamente, se produce una reclamación. A partir de aquí, ya depende de cómo tenga de alto cada uno el listón… ¿Diríamos que una aerolínea con un retraso por cada 900 vuelos tiene muchos retrasos? Probablemente no.

Las aseguradoras reciben una reclamación por cada 900 percances resueltos

En cualquier caso, sigamos. Los estudios hechos por ICEA en esta materia nos dicen que, de las 155.000 reclamaciones, la propia aseguradora le da la razón al cliente en 55.500 casos. Aproximadamente, pues, en uno de cada tres casos, el cliente tiene la razón, y la entidad se lo reconoce. De los 99.500 casos diferentes, en torno a 6.500 acaban ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones; dicho de otra forma, uno de cada 15 consumidores a los que su asegurador no le dio la razón acude a la Autoridad de Supervisión para conseguirla. De estas 6.500, en 1.250 casos la DGSFP acaba dándole la razón al cliente.

Se puede resumir, pues, que el seguro registra una reclamación cada 890 ocasiones que se presentan para ello; y que, al fin y a la postre, el cliente termina teniendo la razón en uno de cada tres casos, la inmensa mayoría de los cuales los resuelve la propia aseguradora.

Podemos hacerlo mejor, y lo haremos. Pero mal, mal, no lo estamos haciendo.

Reclamaciones en seguros