Guía de Buenas Prácticas para simplificar el lenguaje asegurador - Blog | Estamos Seguros

Un documento informativo de seguro… y se entiende

Hace un año nos comprometimos a trabajar para simplificar el lenguaje del seguro. Nació el proyecto Seguros de Entendernos y desde ese momento no hemos dejado de trabajar para hacer la vida más fácil a los clientes de seguros. Empezamos por explicar el seguro en diez minutos y seguimos con más proyectos que os explicamos en este post.

Cuando se habla de hacer la vida más fácil en este ámbito es trabajar, todo el sector asegurador unido, para que los clientes entiendan mejor lo que pone en sus contratos. Que entiendan mejor qué productos están comprando cuando cubren un riesgo determinado de sus vidas y que sepan qué coberturas tiene su seguro.

En este sentido, desde Estamos Seguros, se inició un proyecto de claridad y trasparencia en el que se trabajó con los clientes directamente para detectar qué necesidades de cambio había en el lenguaje asegurador y se elaboró un glosario de términos. En esta guía se han definido 51 términos y expresiones cuya simplificación, explicación o sustitución se considera deseable para así expresarnos de una forma más comprensible por el público. Nos planteamos, pues, si conceptos tan propios de nosotros como «prima», o «póliza», o «siniestro», son, o no, adecuadamente comprendidos por los clientes de seguro. Y, si no lo son, nos planteamos alternativas comprensibles.

Se han seleccionado 51 términos que se proponen simplificar, explicar o sustituir para que la documentación aseguradora sea más comprensible

Esta iniciativa, además, se produce en un momento normativo clave. En Europa las cosas están cambiando. La nueva directiva de distribución europea, conocida por sus siglas en inglés IDD, establece la obligación de que las aseguradoras de no vida (es decir las que se encargan de cubrir tu coche, tu casa, tu salud, etc…) entreguen a partir de ahora a sus posibles clientes un documento que describa con sencillez las características básicas del seguro que les están ofreciendo.Se trata del nuevo documento de información de seguros no vida. La ley europea es taxativa al prohibir la redacción de este documento en «jerga aseguradora».

El nacimiento del documento de información de seguros no vida aparece como una oportunidad de primera mano para implantar las sustituciones definidas en el proceso de reflexión sobre el lenguaje de seguros; y, por eso, lo hemos adoptado como nuestra primera experiencia en materia de simplificación.

Por eso UNESPA ha lanzado una guía de buenas prácticas, a la que, de momento, ya están adheridas 38 entidades aseguradoras que representan algo más del 55% del sector asegurador. Estas compañías de seguro se adhieren porque la guía es una herramienta de gran valor añadido para ellas a la hora de adaptarse a la implantación de esta nueva normativa. Estas entidades aseguradoras se comprometen a utilizar en el documento de información de seguros no vida el listado de términos recogidos en la guía.

En el caso de terminología no recogida expresamente en la guía, se comprometen a redactarlo utilizando un lenguaje claro y sencillo, a través de frases cortas y concisas que permitan al cliente obtener la información esencial sobre el producto de seguro y comprender su contenido de manera que pueda comparar entre distintos productos y tomar una decisión con conocimiento de causa.

Con iniciativas como ésta, cada vez estamos más seguros de poder entendernos.

Descubre más sobre esta iniciativa aquí.