5 novedades en seguros, posibles gracias a la digitalización.

5 novedades en seguros, posibles gracias a la digitalización

El seguro debe responder a las necesidades de la sociedad y esto le obliga a ser un sector en constante cambio y evolución. En este sentido, la digitalización se ha convertido en el mejor aliado para mejorar y actualizar servicios en los últimos años. De su mano han llegado grandes novedades como las consultas oline o teleperitaciones, que han sido claves para la garantía de servicios durante la pandemia. Estas son cinco de las novedades más destacadas que el seguro ha podido implantar en los últimos años gracias a la digitalización.

1.Teleperitaciones

Son un win win en toda regla, porque con este sistema todos acaban ganado. Las peritaciones realizadas de forma virtual facilitan el trabajo a los peritos, agilizan el trámite para que el daño pueda resolverse lo antes posible y, a la vez, contribuyen a reducir la huella de carbono ya que evitan desplazamientos innecesarios. A través de fotografías o vídeos que realiza el reparador, o incluso el propio asegurado, el perito puede conocer el alcance del daño.

2.Teletramitación o partes online

Por correo electrónico, a través de la aplicación móvil o incluso a través de herramientas de mensajería instantánea. Las aseguradoras ofrecen cada vez más alternativas para poder dar parte de un percance en el mismo momento en el que se produce. Esto, a su vez, facilita que se activen lo antes posible los mecanismos para solucionarlo. Como comentábamos en el apartado anterior, en ocasiones las propias aplicaciones permiten que el asegurado aporte fotografías del daño por lo que cuando el técnico acude está sobre aviso en lo ocurrido y tiene más garantías de poder solucionar la avería en la primera visita.

3. Servicios online

No solo los daños se evalúan online sino que en ocasiones, los servicios que las aseguradoras prestan también se ofrecen de forma digital. El caso más claro en este sentido es el de las consultas médicas a través de videollamada. Esta herramienta, tan importante durante la pandemia, ha llegado para quedarse. No es el único servicio que las compañías de seguros pueden ofrecer a distancia, lo mismo ocurre con coberturas del seguro de asistencia jurídica o el de ciberriesgos. En muchas ocasiones, las consultas de los asegurados se pueden resolver a través del teléfono o, en el caso de problemas informáticos, con asistencia remota. Esto permite menos molestias para el asegurado y más capacidad de intervención para la aseguradora.

4. Multiplicación de canales de comunicación

Correo electrónico, redes sociales, formularios web, asistentes virtuales, aplicaciones móviles, servicios de mensajería instantánea… La digitalización ha permitido que la comunicación entre aseguradora y asegurado sea más bidireccional que nunca y esté disponible prácticamente desde cualquier lugar y a cualquier hora.

5. Gestión de datos

La digitalización, y más concretamente el procesamiento de datos y su posterior interpretación a través de machine learning, permite a las aseguradoras conocer mejor a sus clientes y, en consecuencia, ofrecerles un producto más adecuado a sus necesidades o adaptado a su perfil de vida. La gestión de los datos extraídos de nuevos dispositivos tecnológicos, como las pulseras de actividad, permiten por ejemplo que una persona con hábitos de vida saludables tenga condiciones especiales en su seguro de salud.

Cada una de las novedades mencionadas en este artículo tiene una función diferente pero todas ellas tienen una misma finalidad: mejorar la experiencia de cliente. La digitalización, por lo tanto, se ha convertido en una aliada para que tanto los productos de seguros como la comunicación de la aseguradora con el asegurado, sean cada vez más eficientes.