¿Qué es la falta de cobertura en un seguro? - Preguntas y Respuestas ¿Qué es la falta de cobertura en un seguro? - Preguntas y Respuestas

¿Qué es la falta de cobertura en un seguro?

Las aseguradoras disponen de muchos productos para protegerte de los riesgos a los que estás expuesto. Pueden ayudarte a proteger tu coche, tu casa o tu negocio, al igual que tu salud, tu jubilación o, incluso, tu vida.

Los seguros cuentan con distintos tipos de coberturas para identificar las situaciones en las que actúa y marcar hasta dónde llegan. Esas coberturas son la garantía de que tu aseguradora responderá si se materializa el siniestro previsto en la póliza. Si la cobertura es el compromiso de protección que adquiere una aseguradora con su cliente, ¿qué es entonces la falta de cobertura? Pues muy sencillo: es todo aquello que no contempla el contrato.

Los clientes son quienes deciden hasta dónde quieren tener protección y cuánto están dispuestos a pagar por ella. De muestra un botón: un seguro de coche básico a terceros se hace cargo de los daños que puedas causar a otras personas con tu vehículo… y nada más. Mientras tanto, un seguro a todo riesgo, cubre eso y, también, te protege a ti frente a esas columnas “que se mueven a traición” y abollan tu puerta cuando aparcas en el garaje.

Tú eliges hasta dónde quieres estar protegido. Si sólo quieres tener una protección básica (por ejemplo, a terceros) o si quieres cubrirte bien las espaldas (por ejemplo, con asistencia en carretera, defensa legal, daños propios, etc.). El seguro puede protegerte hasta donde tú quieras. Recuerda que tu aseguradora o tu mediador de seguros habitual están ahí para asesorarte. Así que ya sabes, evalúa tus necesidades, calcula lo que estás dispuesto a pagar y, de esta forma, sabrás qué esperar de tu seguro si algo se tuerce.

¿Qué es la falta de cobertura en un seguro?