La RCS en el sector asegurador | Estamos Seguros - Blog

La RCS en el sector asegurador

Las empresas no pueden mantenerse al margen de la realidad social que les rodea, por eso una de las mayores demandas actuales es que las compañías actúen de forma responsable y sostenible. El sector asegurador, por supuesto, no se queda al margen de esta realidad y ha incorporado la Responsabilidad Corporativa y Sostenible (RCS) a su actividad diaria. Estos son los principales datos de su avances en esta materia:

Probablemente el asegurador es el sector que ha publicado el informe más exhaustivo sobre la RCS en su seno de todos los que conforman la economía española.

El estudio RCS 2018-2019,  incluido en el Informe Estamos Seguros 2018, revela que las políticas de responsabilidad y sostenibilidad están ampliamente difundidas en el seguro español. Acciones como el voluntariado, el patrocinio cultural o el patrocinio deportivo están muy ampliamente difundidas, hasta el punto de formar hoy parte de nuestro ADN. Actualmente, el 85% de las entidades aseguradoras tiene en marcha una política activa de RCS y, de forma conjunta, el sector destina 112 millones de euros a desarrollar actividades de este tipo.

RCS 2018

La mayor parte de la inversión destinada a responsabilidad corporativa va dirigida a acciones de mecenazgo cultural (26,4 millones), acción social (25,9 millones) y seguridad vial (12,3 millones). Otras partidas de relevancia son el patrocinio deportivo amateur (10 millones) y la investigación (9,6 millones).

Más allá del apoyo económico, las aseguradoras suponen también un importante motor de voluntariado. El sector impulsa cada año cerca de 900 acciones de voluntariado en las que participan más de 13.000 personas, que dedican a estas labores más de 430.000 horas de su tiempo. 

Los empleados, en el centro de la RCS

Al margen de los esfuerzos por mantener unos niveles adecuados de huella de carbono y contaminación, la mejor forma que tiene el seguro de demostrar que su convicción a favor de la sostenibilidad es sólida es aplicándola sobre los que trabajan aquí. Y eso es, exactamente, lo que pasa. 

Nuestra investigación sobre la RCS en el seguro señala con claridad que el seguro es un sector hondamente implicado en la diversidad laboral y en la no discriminación. En concreto, el 78% de las compañías cuenta con un plan de igualdad en la materia y el 94% dispone de alguna medida que favorece la conciliación de la vida personal y profesional.

1 de cada 7 puestos directivos está ocupado por una mujer. Hace 15 años era 1 de cada 20.

El papel de la mujer en el trabajo del seguro es cada vez más importante, dado que se beneficia de políticas de selección de personal no discriminatorias que otorgan a las mujeres el papel que merecen y que quieren jugar en la labor aseguradora. Los primeros indicios, asimismo, indican que la brecha salarial de género en el sector asegurador estaría netamente por debajo de los niveles observados en el conjunto de la economía; en este punto, pues, se observa la diferencia a favor del sector asegurador que ya se ve en otros aspectos de la relación laboral.

La industria aseguradora puede exhibir muchos resultados de importancia en este ámbito, que puedes consultar aquí o bien leer el segundo capítulo del Informe Estamos Seguros 2018. Con seguridad, seguiremos evolucionando a mejor y, con ello, ayudaremos a la propia sociedad, a la propia economía, a evolucionar en la misma dirección.